FISCALIDAD DE LAS APUESTAS DEPORTIVAS: AHORA ES ANTE EL TRIBUNAL DE JUSTICIA

PERO STANLEY Y EL REGULADOR DE LOS MONOPOLIOS COMENZARON A HABLAR.

Liverpool, 28/11/2018 – La Comisión Provincial de Impuestos de Parma, al aceptar la solicitud del equipo de defensa que actúa por Stanley y un Centro de Transmisión de Datos (DTC) afiliado a la misma, representado en el tribunal por los abogados Daniela Agnello y Vittoria Varzi, ordenó El caso se remitirá al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, lo que plantea serias y fundadas dudas sobre la compatibilidad con la legislación europea de la legislación italiana que introduce el impuesto a las apuestas para los DTC.

El asunto es ampliamente conocido y se puede resumir de la siguiente manera: en 2000, se anunció en Italia la primera convocatoria de licitación para apuestas deportivas. Stanley, un grupo inglés líder que cotiza en la Bolsa de Valores de Londres, intentó ingresar al mercado italiano. Esto fue bloqueado por cláusulas de exclusión contrarias a la ley de la UE, implementadas para proteger a los operadores dominantes del sector. Esta ha sido la conclusión del poder judicial italiano que, en los últimos 18 años, en varios miles de casos y en aplicación de hasta 4 fallos del Tribunal de Justicia (los casos Gambelli, Placanica, Costa-Cifone y Laezza), ha dejado de lado legislación nacional basada en la infracción de la legislación de la UE de todas las licitaciones anunciadas por el Estado italiano (concurso de licitación de 2000, licitación de Bersani, licitación de Monti) y, en consecuencia, descargada y absuelta sistemáticamente de los DTC de Stanley.

Dada la imposibilidad de impedir que Stanley ingrese al mercado italiano, se creó una nueva forma de discriminación, esta vez a través de los impuestos. La Ley de Estabilidad de 2011, de hecho, introdujo la obligación de los DTC de pagar el impuesto de tarifa plana, declarando en los considerandos que tiene como objetivo dar a los juegos legítimos un nivel de igualdad con los juegos ilegales. Excepto que, dado que los DTC de Stanley han sido absueltos sistemáticamente por el poder judicial y sus actividades se consideran totalmente legales, está claro que se está cometiendo una discriminación nueva y adicional contra ellos en comparación con los agentes de Snai, Eurobet, Sisal, etc. No están sujetos al mismo impuesto. Es cierto que los concesionarios pagan directamente el impuesto sobre las apuestas, pero también lo hace Stanley, que paga el impuesto al país (Malta) que lo autorizó, ciertamente no a favor del que ha impedido sistemáticamente su acceso. La conclusión es obvia, según lo alcanzado por el tribunal fiscal de Parma: el impuesto de tarifa plana para los DTC no es un impuesto sino una multa encubierta, cuyo objetivo es desalentar su actividad. De ello se desprende claramente que la discriminación continúa contra Stanley a través de impuestos.

Ahora es necesario esperar el escrutinio de la justicia europea, teniendo en cuenta que el Tribunal Constitucional ya ha declarado que la ley es inconstitucional, en cuanto a su validez retrospectiva para los períodos anteriores a la entrada en vigor de la ley. Para periodos posteriores, la decisión ahora recae en el Tribunal Europeo.

“Confiamos en que el asunto puede resolverse antes de la decisión de la Corte Suprema Europea, que tomará al menos 1 año”. Esta es la posición de John Whittaker, Presidente de Stanley, quien habló por teléfono desde su oficina en Liverpool, quien continuó, revelando que: “Para este fin, en julio de 2018, comencé un diálogo constructivo con la Agencia de Aduanas y Monopolios (ADM), notificando al Ministerio de Economía, que hasta el momento solo ha sido en forma de intercambio de cartas. Tan recientemente como ayer, recibí la primera “respuesta técnica” de la Agencia, cuyos detalles no puedo explicar, pero creo que mis preocupaciones pueden superarse si existe la voluntad de encontrar una solución por ambas partes”.

Una postura similar fue tomada por Giovanni Garrisi, CEO de Stanley, entrevistado esta mañana en el stand futurista de la compañía en SIGMA, la exposición anual más importante de la industria en Malta. “Me siento respetuoso y orgulloso una vez más ante los jueces del Tribunal Superior Europeo, pero también me preocupa”. Cuando el entrevistador maltés le preguntó por qué estaba preocupado, respondió: “Este asunto ha estado ocurriendo durante 18 años. Incluso si el Tribunal de Justicia falla a favor de Stanley, me pregunto qué pasará después. En cualquier caso, tanto nosotros como los funcionarios de la Autoridad de Monopolios tendremos que responder en el futuro por todo el tiempo y los recursos desperdiciados y por no poder evitar todos los daños y perjuicios que esta disputa ha causado y está causando a tanta gente y sus familias, ninguna excluida. La confrontación debe ser desescalada. Sé que John Whittaker y el ADM, bajo la vigilancia del Ministerio de Economía, han comenzado a hablar. Espero que prevalezca el buen sentido y que los problemas actuales se puedan resolver incluso antes del fallo de la Corte. Hago un llamamiento a Snai, Sisal y Lottomatica, que, como los Concesionarios históricos, a que colaboren con nosotros y ADM para alentar este proceso de integración en el mejor interés de todos en la industria”.